Home Mapa del sitio Contacto
Creando Caminos
 

Calculador de ritmo

  Nuestros sponsors
 

Maratón de Buenos Aires

 
Cruce de los Andes - 2009
 

Por octavo año consecutivo, se llevó a cabo el COLUMBIA CRUCE DE LOS ANDES. Se trata del mayor evento de aventura de Sudamérica y uno de los más importantes a nivel mundial, declarado de Interés por la Secretaría de Turismo de la Nación.

Como en ediciones anteriores, la duración de la aventura fue de tres días y el recorrido fue de casi 100 kms. Participaron 1100 corredores en equipos de 2 integrantes que tuvieron que atravesar a pie la majestuosa Cordillera de los Andes. El principal objetivo de los aventureros fue unir simbólicamente Argentina con Chile. En esta ocasión el gran desafío comenzó en San Martín de los Andes y finalizó el paso Chileno Tromen o Mamuil Malal. Los países representados fueron EEUU, España, Bélgica, Inglaterra, Francia, Suiza, Escocia, Chile, Costa Rica, Uruguay, Venezuela, Brasil, México, Bolivia, Colombia, Italia y Argentina.
La primera etapa incluyó un exigente recorrido, durante el cual los corredores pudieron disfrutar de increíbles vistas del Volcán Lanín y del paso por el Escorial en el volcán Achén Niyeu. A pesar de la dureza de esta etapa no hubo abandonos de equipos y el clima acompañó. Debieron recorrer 38 km, fue una jornada muy larga y agotadora que culminó en Laguna Verde.
La largada del segundo día de competencia fue desde Laguna Verde y la distancia recorrida de 27km. En el trayecto atravesaron senderos de montaña y lagos, atravesaron a nado la angostura del Epulafquen y en canoa hasta la costa de Huechulaufquen.
Durante la última etapa los corredores pudieron admirar el paisaje variado e imponente. La cercanía del Lanin fue una recarga de energía para la tercera jornada. La mayoría de los corredores coincidió en que esta edición 2009 fue la mejor de todas las ediciones, en cuanto a paisajes, logística y organización.
El equipo español BUFF TRAIL TEAMCHICOS de Aurelio Olivar y Salvador Calvo ganaron la carrera en un final inesperado, con una diferencia de aproximadamente 4 minutos pelearon la punta con el equipo Argentino Optitech integrado por Gustavo Reyes y Nelson Ortega, quienes quedaron en segundo lugar.
Verónica Patrón Costas, encargada de marketing de Columbia, comentó sobre la competencia: “El Columbia Cruce de los Andes se convirtió en el aspiracional máximo de muchos corredores y año a año se ve jerarquizada con equipos de elite internacionales. Durante la prueba los corredores disponen de una logistica extremadamente compleja que incluye comunicaciones, seguridad, atención médica, comidas, transporte y baños en lugares que de otra manera serian inaccesibles haciendo de la competencia un evento único”.
Para más información sobre este evento internacional lo podrán hacer entrando a la página oficial de la organización: www.columbiacruce.com

GANADORES OFICIALES Cruce de los Andes 2009
Así como el equipo español BUFF TRAIL TEAMCHICOS ganó la categoría caballeros y la general, las demás categorías tuvieron estos ganadores:

P.

Equipo

Corredor 1

Corredor 2

Tiempo


Caballeros


1

251

Buff Trail Teamchicos

Aurelio Olivar

Salvador Calvo

9:38:52

2

65

Optitech 1

Gustavo Reyes

Nelson Ortega

9:43:07

3

169

Casa Irwo Team

Peter Vail

Pablo Ureta

9:58:07


Mixtos


1

250

Buff Trail Teammixto

Francisco Barea

Mónica Aguilera

11:07:59

2

182

Nucleo Aventura

Miguel Mitne

CristinaCarvalho

11:33:50

3

345

Navisupe Le Group 2

Fabian Lorido

SoledadVirasoro

12:36:18


Damas


1

1013

Catriel

YolandaMardones

Mayra Mardones

13:51:23

2

1068

Nehuen

Marilyn Arriagada

Silvia Palacios

14:18:23

3

1014

Creando Caminos

Elvira Encina

Lujan Baiocoo

14:31:20


+ 80 Años


1

816

T2

Bill Tidd

John Tidd

12:00:39

2

519

Bardas Neuquinas

Luis Trujillo

Hector Trujillo

12:27:04

3

845

Landscape Nucleo Av.

Jose Caputo

CarlosAlzugaray

12:30:50


+ 100 Años


1

80

Le Group Navisupe

Adrián Ramirez

Fernando Ayala

13:02:22

2

72

The Black Boys

EduardoVillareal

Daniel Blanche

13:21:25

3

47

Le Group Carpe Diem

Ricardo Gaspari

Omar Solodujo

14:37:17

Enlaces relacionados
 
Cruzar Los Andes corriendo
La chivilcoyana radicada en Capital Federal, Flavia Cimalando, vivió una experiencia fantástica corriendo una prueba atlética que unió Argentina con la República de Chile. Leer
 
Relatos del Cruce

Desde Buenos Aires-Argentina, para Creando Caminos News, Marcelo Espinosa y Fede Jimenez Herrera, corresponsales del Cruce de los Andes 2009.

Marcelo Espinosa

Estamos de regreso y cuantas cosas para decir, tratare en esta oportunidad de ordenarme un poco y poder transmitirles esta experiencia sin igual.
En primer lugar quiero (no hablo solo por mi sino por todos los que este año pudimos concretar un sueño, hacer el Cruce, ya que hablamos mucho y coincidimos en los pensamientos), agradecer a todos uds por todo el apoyo, mensajes y por preocuparse como estábamos por allá. Realmente fue de mucho valor, saber que teníamos tanta gente en nuestras espaldas ayudándonos, familia, amigos, compañeros, cada uno sin dudas nos ayudo a dar un pasito para lograr el objetivo.

Miercoles 4, por fin llego el día tan esperado, tengo miedo, podre llegar, que situaciones tendré que resolver durante la carrera, tantas cosas pasaban por mi cabeza, pero sabía que estaba entrenado y solo dependería de la cabeza, así que, salida a Bariloche 17:30hs, un amigo me fue a buscar al aeropuerto 18:50 hs y me hizo sentir como en casa, me atendió de primera, me mimaron con su esposa y sus hijos, me daba datos y consejos para la montaña, por allá había mucha expectativa, todos sabían de la carrera la iban a seguir. Comenzó a llover bastante fuerte, pero sin embargo no me preocupe, había visto el pronóstico extendido y daba que llovía miércoles por la noche y jueves mañana y tarde, después que iba a estar lindo pero fresco, con lo cual no me preocupe. Salí a correr 45’, para empezar a aflojarme y sacar tensiones, cuando volví, tenía la comida lista, pastas, ensalada y de postre queso y dulce, jajaja. Y a dormir temprano, como se imaginaran casi no pude dormir.
Jueves 5, mi amigo me llevo a la terminal de micros, y a las 9hs salí junto con Rocío (que estaba con su hermano) a San Martin de los Andes (SMA), ya habíamos intercambiado varios mensajes con los chicos que ya habían llegado a SMA. Nos encontramos con Norberto y Abundia ya experimentados en esta carrera que nos hablaban, nos cargaban y nos daban consejos, fuimos a acreditarnos, retirar los kits, sacarnos la foto y de ahí a encontrarnos todos a almorzar, que alegría vernos con los demás, se desprendía entusiasmo y alegría, la primera anécdota es que se corto la luz y los que llegaron últimos no pudieron comer ahí. Esta gente que vive en SMA como en tantos otros lugares del interior, viven a otro ritmo, más tranquilo, y vamos nosotros que estamos a 1000 todo el tiempo y los volvemos locos. Después fuimos a dejar las cosas al contenedor, todo lo del campamento, la comida, etc, no había que olvidarse de nada, ya que a la mañana siguiente teníamos que salir con lo puesto. Por la tarde seguimos con los últimos preparativos, comprar alguna cosa que faltaba, juntarnos nuevamente con todos para tomar café, comer chocos, tomar helados, que simplemente era la excusa para estar juntos. Más tarde fuimos a la reunión, ahí Tagle se encargo de dar datos de cómo iba a ser el primer día, etc, etc, mostraron un video que realmente te hace poner la piel de gallina, no les puedo explicar lo que se siente, te dan ganas de llorar de emoción, de salir corriendo a tu casa, comenzar a palpitar de cerca realmente esta nueva experiencia. Termino la charla y todos a comer, ya habíamos reservado la comida en un rotisería, porque sabíamos que si no se iba a hacer muy tarde, estábamos todos en la hostería que estaban la mayoría. A dormir y tratar de lograr una concentración para la gran carrera.

Viernes 5 llego la hora de la verdad, levantarnos a las 5hs, desayuno en la hostería nuevamente todos juntos y a las combis que nos llevarían hasta las proximidades de la largada, cada uno de los Creando seguramente en su interior tendría sus objetivos, el mío sinceramente era primero que nada LLEGAR (porque realmente le tenía mucho respeto a esta carrera), que a media que pasaron los minutos coincidió con otras tres persona, con RO, mi compañera Oldest de todo el año, con DANIELA una luchadora y compañera increíble y con DARI un profe y amigo de aquellos. Las combis llegaron al lugar marcado, teníamos que caminar 2,7km con un poco de frio, para luego pasar el arco de largada a la 8va edición del Cruce a los 900m de altura, y acá chicos todo lo que uno puede tener de macho se cae al piso, un lugar impresionante en una playa del Lago Lolog, y comenzaba la adrenalina de la largada, 7:45hs, partimos a la aventura de 38km, por senderos, por bosques, siempre al lado del lago, con vistas increíbles, tome un rato el liderazgo de este equipo de 4 llamado OLDEST AL SUR, cantando las dificultades del camino para que mis compas no tuvieran problemas y cuidarnos. Comenzaron a aparecer los primeros arroyos y nadie quería pisar el agua helada y mucho menos el barro, así que lo tratábamos de esquivar. Luego de un rato en donde ya los nervios no estaban, logramos mantener un ritmo interesante, pero claro recién empezábamos, luego comenzaron las cuestas más altas y el esfuerzo comenzó a ser mayor, teníamos que regular, esa era la táctica ahorrar la mayor cantidad de energía para poder completar los 3 días, tomo la posta Dari, y así fuimos pasando los km, cambiándonos de posiciones, llegamos a un lugar bastante alto donde la vista era inmejorable, lo cual iba a ser una constante todo el tiempo. En el km 18 comenzamos a subir una pendiente que terminaría recién a los 1400m en solo 6 km, Dari se descompuso y paramos un rato para que se recupere, nuevamente seguimos y después de un rato paramos a hacer un picnic aca se nos agregaron los Fedes (que increíbles, todos unos gladiadores), otros corredores nos miraban y no entendían nada, luego seguimos, ya a esta altura mis piernas comenzaron a cansarse y agarre una caña para ayudarme, las chicas, RO y DANI, no paraban de hablar, cantar y gritar, además nos cargaban a Dari y a mí, el flojito y el nono. Que falta de respeto, jajaja, de repente cambio el paisaje radicalmente, era todo terreno volcánico, y apareció Tagle, bien chicos van muy bien, ahí en la marca es el punto más alto y miren a la derecha, así lo hicimos y apareció imponente, bello, solitario, sobresaliente, el Lanín, que lejos estaba, pensaba, hasta ahí tenemos que llegar, pero bueno eso es después, ahora vamos por el primer campamento, luego vimos unas cascadas que caían de las montañas, así que comenzamos el descenso, por lugares que parecía terreno lunar, según entiendo era el Escorial, pero de repente llegamos a un nuevo bosque, y curva y contra curva, ramas, raíces, cañas, piedras, etc, todo había que esquivarlo o saltarlo, en un momento se abrió el follaje selvático y apareció una playa paradisiaca en forma de una herradura, cubierta por las aguas del Lago Verde, ahí, ahí estaba el arco, y no se imaginan, la felicidad al pasar por debajo del tan preciado arco, terminamos, la primera etapa, que orgullo, fue casi un maratón. Y todavía no terminaba el día, buscar el contenedor, armar la carpa, comer, elongar, tratar de bañarnos, en fin. Arrancamos con meternos en el lago hasta las rodillas por consejo de Elvis, elongamos y después armamos las carpas, junto a la de Daniel y Flavia que ya habían llegado y estaban haciendo un carrerón (ya sabemos de estos gladiadores espartanos), después se sumo la de Malu y Leti, y Magdalena. Comimos, que bueno es compartir todas estas cosas, que bien estábamos todos juntos, como nos ayudamos, Daniel nos tiro un dato que había un arroyo que corría mucha agua y con bastante sol, que nos podíamos bañar, sin jabón y sin shampo, jajaja (la organización no dejaba). Así lo hicimos, el famoso baño polaco, jaja, que fría el agua pero que bien nos hizo y que lugar. Acá se le perdieron las ojotas a RO, segunda anécdota, ya se los conto, fue muy gracioso, luego a la tardecita nos fuimos todos los Creandos a tomar mate a la playa, charlamos todos de la mano de Elvis, (Daniel y Flavia, Lujan la compa de Elvis, Dari y Dani, los Fedes, Malu y Leti, Juan, Santi, Ro y yo), nos pregunto que habíamos sentido, que pensábamos, como estábamos, en fin, todos coincidimos, que agradecíamos a todos uds el apoyo y aliento que nos brindaban desde tan lejos, y Norberto Lucero, este párrafo es para vos, siempre durante toda la carrera estabas presente en este Oldest del cual sos parte, gracias. Comenzamos con los preparativos de la cena, y luego de ella, fuimos nuevamente a la reunión, Tagle explicando lo del segundo día, y ver el video del primero (que en la web del cruce habrán visto), y a dormir se ha dicho.

Sábado 7, despertarnos más tarde tipo 7:30, desayunar, desarmar las carpas, armar los contenedores, dejarlos, he ir a entrar en calor, se fue largando cada 10’ según el puesto que habíamos conseguido el día anterior, así que largamos nuevamente juntos, bahhhh, (otra anécdota) mientras pasábamos por la playa para encarar un camino por el bosque, encontramos a Daniela, sin mochi y entrando en calor, le gritamos con Ro, dale vamos y nos decía no es la otra largada, no dijimos nada y seguimos despacio, porque sabíamos que en breve iban a venir, jajaja, efectivamente, al rato aparecieron sin aire, que gracioso después nos contaban y Darío estaba en el arco esperándola, y ella diciendo veni y Dari diciendo tenes que pasar por el arco para el chip, jajaja, se imaginan la situación, pero bueno paso, se acuerda que me decían nono el día anterior y se la pasaban gritando y cantando tanto Dani como Ro, bueno tocaron mi orgullo y comencé a marcar un ritmo bastante interesante para encarar los 27km de esta segunda etapa, iba a ser bastante rápida y menos dura, según lo dicho por Tagle, es más nos aviso que llegaríamos antes que los contenedores. En fin, fui para adelante, pasando gente, y después de pasar por senderos cómodos para correr, siempre con la misma variante, sube y baja, curvas, arroyos, ramas, raíces, llegamos al punto en donde teníamos que cruzar un Lago el Epulafquen, que solo tenía 60m de largo, pero que era muy profundo, no se hacía pie, dos opciones, nadar o esperar las canoas inflables esas que usamos en las YPF, ok, nos toco el turno, Dari adelante, Dani y Ro al medio y yo atrás timoneando, pasamos rápido, y encaramos los 6k siguientes que nos llevarían al segundo lago para cruzar, otra vez senderos y mas senderos, y nuevamente llegamos a una playa muy abierta donde a lo lejos se veía por donde debíamos cruzar, esta vez no había canoas, y eran 150m que atravesar, por el Lago Huechulafquen, nos sacamos las mochis, las pusimos al hombro y a cruzar se ha dicho, estaba un poco fresca el agua, pero… no había otra, al principio los primeros 60m nos llegaba el agua a la rodillas y después a la cintura, los próximos 30m, la cosa se complico para las chicas ya el agua llegaba al cuello para nosotros, así que nos pusimos la otra mochi al hombro y Ro y Dani a nadar un poco, ya en la playa nos sacamos las zapas y las piedritas que teníamos, nos hidratamos comimos algo y a encarar los últimos km, al principio hicimos costering, por el lago con muchas piedras que casi no se podía correr, llegamos al Puerto Canoa donde había mucha gente en la playa de excursión y te aplaudía y decían vamos que falta poco, acá nos desviaron por una ruta de ripio la 61, corrimos, corrimos, subimos, bajamos, y de repente se escucho música, sabíamos que llegábamos, me emocioné mucho, si llore como un chico, no podía creer lo que estábamos haciendo, era la segunda etapa y la estábamos dejando atrás, bajamos a una playa también paradisiaca, y cruzamos el arco para acomodarnos en el segundo campamento, este era un camping, nos encontramos con Fede Ugarte, que nos llevo a donde estaban Fla y Dani, que ya habían organizado el lugar donde armar las carpas, una vista inigualable al lago, pero ya corría mucho viento, así que después cambiamos el lugar, por algo más cerca de los contenedores y con un poco menos de viento. Llegaron los camiones y pronto pudimos armar las carpas, era mas temprano que ayer y había mucho sol, así que nos organizamos bastante bien, se armaban las carpas y se cocinaba, estábamos todos juntos esta vez. Acá luego de comer, ir al lago a poner las patas para aflojar y elongar, tomamos mate y nos enteramos de otra anécdota de ayer, Fede Jiménez, nos contó que el otro Fede no había podido dormir, porque la carpa era muy chica y no podía estar encerrado, así que se levantaba, fue a ver al médico le pidió algo para dormir y el doc no le dio, porque si no le cagaba la carrera, y le ofreció que se quede ahí a dormir, el volvió pensando que podía dormir y como no puedo regreso a lo del doc, no había nadie por el campamento, estaba el solo, con una lamparita (si imagines una de 60w) y la manta del abuelo, se imaginan esa situación, llego a lo del doc, y ya no había nadie tampoco, así que volvió a la carpa con Fede y trato de dormir, no se imaginan las risas de todos cuando lo contaban y mostraban la situación, todos tomando mate y riéndonos. Ya se estaba poniendo muy fresco para chomba, y nos pasaron el dato que había unos vestuarios donde nos podíamos bañar, que felicidad, agua caliente, jabón y shampoo, 5 pesitos por persona y salimos nuevos (algunos prefirieron no bañarse, no voy a ser botón y no lo diré, jaja). Teníamos que hacer una cola bastante larga para hacer migraciones y mañana pasar a Chile sin problemas, hora y media, con mucho frio, todavía faltaba hacerle la despedida de soltera a Leti (planificada por Malu con cotillón y todo), íbamos a hacer una picada y después cenar, pero se hizo tarde y hacia realmente mucho frio, también faltaba la charla y el video del segundo día, lamentablemente no fuimos, preferimos escuchar desde las carpas, preparamos sopa caliente, algo de comer, Ro, Dani, Dari y yo tuvimos mucha suerte porque unos mexicanos que estaban al lado nos dieron los tickets de comida porque ellos no querían, asi que no cocinamos, cenamos lo de la organización que por suerte estaba muy bueno, calentamos agua, para el desayuno, y a la carpa a resguardarse. Por la noche me desperté del dolor en los cuádriceps, no aguantaba y hasta pensé en abandonar, pero luego de unos masajes y no pensar me volví a dormir.

Domingo 8, nos despertamos con el movimiento del campamento, tipo 7hs, ya Malu Leti y Magdalena, largaban, porque ese día era al revés, los del puesto 400 en adelante salían a las 7, los primeros a las 8 y el resto cada 10’, desayunamos rápido dentro de la carpa porque todavía hacia frio, salimos, desarmamos todo rápido y vaya a saber porque se me fueron todos los dolores y mi idea de abandonar, se esfumaron, estaba con todas las pilas nuevamente, sabía que había hecho mucho esfuerzo y que no podía por lo menos no intentarlo, y teniendo compas como los que tuve la suerte de correr los 3 días iba a llegar seguramente. Largamos 8:20 para recorrer los últimos 38k más difíciles por la subida desde los 900m a los 2200m en el Lanín, etapa durísima si las hay. Partimos por el camino de ripio, ya a esta altura cuidábamos, cada gramo de energía que teníamos, subíamos caminando y bajábamos dejándonos llevar, los senderos planos los corríamos, y de repente nos hicieron salir de la ruta y nos dicen de acá por 3k tienen todo subida. A remarla amigos, siempre para adelante subimos hasta los 1350, no terminaba mas, pero todavía quedaba la otra pendiente mas brava, de repente salimos a un claro como un meseta donde pudimos ver el Lanín más imponente todavía, luego por un valle en subida leve, con senderos abiertos donde pudimos correr bastante, nos apuramos porque debíamos llegar a la base del Lanín antes de las 14hs, pasamos por varios arroyos, ya a esta altura eran fundamentales para seguir, refrescándonos las patas y las rodillas, aunque en seguida venia el barro, pero igual estaba bueno, por fin llegamos al paso a las 12:30, con margen para encarar la subida más tranquilos, luego de pasar por un bosque hermoso, llegamos a un claro que teníamos que encarar subiendo en 3k de los 1300m a los 1900m miraba para arriba y pensaba como llegar, descansamos 5’ y le dije a Dari, voy a ir despacio y de vez en cuando hacer paradas para bajar las pulsaciones, ok, me dijo, y ahí fuimos, pero chicos no paramos, le dimos despacio y constante y llegamos, que satisfacción, y nuevamente teníamos al alcance de la mano el majestuoso Lanín, una bajadita y la última subida de los 1850m a los 2200m, seguimos y acá todos nos quebramos, Dani lo exteriorizo porque sabíamos que ya estaba, ya se olía que el sueño se cumplía, un chico de la organización nos dice esto es lo último que suben solo 300m mas de subida y todo bajada, ahí nomas tienen un arroyo con una vista increíble, y la verdad que no nos mintió, ese arroyo era hermoso, esa vista era increíble el lugar nunca visto, aprovechamos, nos hidratamos, nos sacamos las calzas largas porque ya el sol estaba bastante fuerte y hasta tuvimos tiempo de jugar con la poca nieve que había, otra vez arrancamos y a los pocos metros otra vez Tagle (parecía Drupi) diciendo de aca ven toda la carrera que queda, del techo verde 2k, la puta parecía tan cerca pero no eran 13k mas, pero íbamos en bajada, primero bien abierta y con arena volcánica, después el ultimo bosque, con tierra recontra seca que parecía harina como volaba, por fin llegamos a un descampado que era un arrollo seco y de ahí por un camino al pueblito de Tromen, Gerdarmería, paramos, nos sacamos las zapas para limpiar la arena y piedritas que teníamos, llegamos a la aduana argentina, tramite muy rápido, otro trote hasta la aduana Chilena y ya casi ya estamos, pero algo paso, Dani dice el CHIP, que paso dijimos todos, me olvide el chip cuando nos limpiamos la arena, me vuelvo y no dio tiempo a nada, salió cual cohete teledirigido, Dari salió atrás, y nos lamentablemente nos separamos en este último trayecto, una pena, entonces seguimos para adelante, 2k, que no se terminaban más, hasta que vimos el arco, apuramos el paso, nuestras caras se llenaron de felicidad, eran todo sonrisa, nos dimos la mano y pasamos juntos el tan preciado arco, nos abrazamos y dijimos lo hicimos!!!, todos nos esperaban, Fla-Dani, los Fedes, Santi, Malu-Leti, para felicitarnos y saludarnos, aprovecho para felicitar a ellos también. Luego mire al cielo salude a mi viejo como siempre y esta vez mas especialmente, por haberme cuidado y ayudarme a cumplir un sueño, que comenzó hace dos años cuando recién me unía a este maravilloso team de Creando Caminos, veía a varios como Norberto y Abundia, Gerardo, que comentaban me voy a hacer el Cruce de los Andes, guauuuu, decía yo, algún día lo podre hacer? Y la puta carajo que lo hice, 2 años después lo logre, es algo que nadie me lo podrá sacar, es algo que lo disfrute, es algo que quería hacer, y es algo que no es imposible, y cuando haga el balance de mi vida, diré, lo hice es mío y me hizo muy bien y no me lamentare por no haberlo intentarlo. Al ratito llegaron Dani y Dari ya con el chip y la felicidad fue total, llegamos todos!!!!.

Por eso queridos Creandos, nada es imposible, solo es cuestión de proponérselo seriamente y seguramente lo lograras.

Solo un par de cosas más, el Lunes 9, fuimos a la entrega de premios, nuestra profe Elvis en compañía de una excelente deportista y persona como Lujan recibieron con orgullo el tercer puesto, algo brillante para su carrera, en su primer cruce lo lograron, con esfuerzo y empeño, mis felicitaciones para ambas. Y por si esto fuera poco les comento que una persona con prótesis en la pierna lo hizo y saben que llego!!!

Subir
Fede Jimenez Herrera

Desde que me subí al bondi, sabía que la carrera iba a tener un condimento adicional: me iba a cagar de risa gracias al compa de equipo! (Negro atorrante).
Ubicados en nuestros asientos empezamos a analizar el ambiente. Todo el piso de arriba (en el que estábamos) se encontraba plagado de runners. Para nosotros eran todos grossos (más allá que en la carrera a más de uno lo vimos largando los bofes), a punto tal que los bautizamos las “liebres” (ya en SMA, para nosotros … todos eran liebres jajajaja). Entre ellos había unos Belgas (bastantes raritos, pero liebres); primer comentario del Negro: “pongámosle algo en el mate, así tenemos cuatro menos en la carrera…” jajajaja.

El bondi comodísimo, buena morfi; salvo las películas que pasaron … una más deprimente que la otra … pero en fín.

Llegamos a SMA, caminamos 5 cuadras eternas desde la terminal hasta la hostería cargados como mulas; nos recibió Selva (la encargada) con mucha amabilidad y nos sirvió un desayuno bien polenta (a pesar que ya era casi el mediodía). Gracias Dani x ocuparte del alojamiento; mejor no podría haber sido. Allí, empecé a advertir que mi compa no solo era divertido sino que también era un honroso trabajador del pico y la pala … filero al máximo, le tiraba los galgos hasta las estatuas… no dejó títere con cabeza.

A última hora de la tarde hicimos contacto con el resto del grupo, previo trámite de registración (bastante denso, y además pasados por agua x intensa lluvia). Paseo de compras por la ciudad (equipamiento faltante), cena y a dormir.

El jueves, seguimos con la compra de algunas provisiones en el super, y después nos fuimos a comer unas zapis con birra el Negro, Elvira y muá. Charla más que interesante. De ahí, directo a la reunión de inicio en donde Tagle nos tiraba todos los tips alentadores (del tipo “ni en pedo les bajo un helicóptero por una torcerdura de tobillo, Uds. son grandes y saben lo que hacen…”. Con ese “empuje”, nos fuimos a comer algo y después a dormir.

Primer día de carrera: para mí, era el día clave. Tagle había machacado que no lo subestimáramos. Eran 38 km durísimos. Cualquier cosa que les pueda explicar (con o sin detalle) o cualquier foto que puedan ver –creo que en esto van a coincidir todos los cruceños- no representa ni el 5% de lo que fue en realidad. Con el Negro arrancamos a las 8 clavadas (previo susto por que se había agotado el Gatorade para cargar las camelback y no había agua; después aparecieron los camioncitos); mantuvimos ritmo constante en las partes llanas, rápido en las bajadas, y trekking fuerte en las subidas (de todas maneras las hileras que se formaban y lo angosto de los senderos, no dejaban hacerse mucho el loco). Al principio, tenés un poco de conciencia de lo que estás haciendo; a medida que pasa el tiempo ya todo se transforma en una película … te olvidas de las ramas cruzadas, de los “pantanos”, de las raíces gigantes que se atraviesan en el camino … te soltas, metes pata, y corres … una maza!!!. Uno pasa de un bosque tupido y cerradísimo (húmedo de clima subtropical) a desiertos de arena volcánica con cuestas interminables bajo el rayo del sol y así sucesivamente durante los 38 km. Tenés gente que va cantando, otra puteándose, otra que de tan cansada ni habla y … otros como mi compa que le dan filo toda la carrera a cuanta mina tenga atrás o adelante (era una radio a todo volumen!). Alcanzamos a Dari + Dani + Roci + Marce y paramos 5 min. a comer al costado del sendero (muy divertido, a los que pasaban les ofrecíamos remeras del cruce a 5 pesito … muchachos terminemos con esta farsa compren la remerita y ahorrense tanto sufrimiento …. Jajajaja. De ahí partimos y empezamos a acelerar un poco la marcha alcanzando un ritmo bueno y continuo.

Como dijo Marce, la llegada al primer campamento fue espectacular; salías de la selva a una playa soñada donde había que correr una par de km más haciendo costering por el lago hasta llegar al arco. Nos esperaba Elvis (“acá llegan mis Fedes”, capa); piernas al agua (helada) un buen rato hasta aflojar y mientras estirar. De ahí buscamos el container que a esa altura pesaba como si fuera un acoplado … armamos la carpa (debo destacar que era la más lastimosa de todo el campamento … la gente pasaba, se reía y sacaba fotos … jajajajaja); el mundo es un pañuelo, sin darme cuenta acampamos al lado de un boga con el que tenemos un juicio a muerte … jajajaja. Me dí cuenta que se me había cortado un cordón de una de las salomon (me ayudó como siempre Malu).

Tarde divertida y tranquila con los chicos del team; mucha gracia nos causó ver a las liebres belgas (se acuerdan) sentadas en butaquitas a la entrada de su carpa, peinados raya al costado, con chemise Lacoste y leyendo libros de psicología … estaban enterísimos y encima habían corrido los 38 km en una hora…. jajaja.

Pero la calma chicha de la tarde anunciaba una tormenta en la noche. Siendo las 11:30 hs. el Negro empezó a dar tociditas cortitas; al principio no me llamaron la atención pero cuando empezaron a repetirse la cosa cambió; Negro ¿ qué pasa ?: no me puedo dormir, la carpa es muy chica, me baja la presión, tengo claustrofobia,  tengo ganas de vomitar (la c… de la lora, ya me veía la carpa bañada en un pato del Negro) esto nunca me pasó … voy a verlo a Tagle para que me dé algo … (aclaro que tengo sueño más que liviano, con lo cual, a partir de ese momento … nunca más me dormí) … al rato vuelve … Tagle me sacó cagando…  me dijo que si me daba algo me cagaba la carrera, la opción era irme a dormir a la carpa de la organización (en el sopi y con un frio feroz). Optó por quedarse en nuestra carpa. A la 01:00 am ... Fede, no puedo más, me desmayo, me voy a dormir a la carpa grande … ok andá en paz y no me rompas más la b…; a los 4 min … Fede, no hay nadie en ningún lado se murió todo el mundo, me voy a dar una vuelta… ok (a esa hora ya hacían 150 grados bajo cero, y el Negro andaba con una colchita de nono en una mano y en la otra una bombita blanca, de esas que se usan para ver adentro de los armarios … qué jugador!!). Esforzándome por conciliar el sueño, empiezo a oir unos raros ruidos cerca de la carpa … del tipo motoneta con caño de escape recortado …; vuelve el Negro y me dice fui al baño y me siento un poco mejor .. ahí me dí cuenta qué era el ruido. Finalmente se durmió, aunque yo quedé dos de oro.

Segundo día de carrera: con una nochecita más que movida, desayunamos y desarmamos la carpa (obviamente, nada entraba en el container; presión mal hasta que cerrara la tapa); como todos estaban igual, Tagle decidió correr los horarios de salida de cada grupo; fue un respiro. Orgulloso, el Negro me mostró detrás de los matorrales el resultado de su esfuerzo nocturno  … Fede, miralo ahí está me mira y se rié, no se parece a mí jajajajaja.

Finalmente salimos. A mi gusto fue el mejor día. Corrimos muy bien toda la carrera. Tagle nos mintió; dijo que eran 27 km llanos, óptimos para correr (pobres aquellos incautos que corrieron con las pegasus); ni bien arrancamos empezaron las subidas y bajadas por el medio de la selva, caminos de rocas donde dejabas como mínimo los tobillos. Mucho costering y cruzadas de agua. La balsa nos tocó con un equipo de mancos (encima estaban entre ellos a las puteadas) que remaban para atrás. Finalmente, llegamos a la otra orilla y a correr de nuevo. Después se venía el cruce con agua al pecho que estuvo bueno pero a mi me enfrío mucho las gambas, pero igual seguimos muy bien (acá más de un corredor caía literalmente como chorlito al piso con los tobillos quebrados … las piedras eran terribles … no había parte firme donde pisar); después de esto entramos en un camino de ruta muy monótono que te comía la cabeza, también con subidas y bajadas eternas; finalmente llegamos al segundo arco muy contentos; nos esperaba Santi (otro jugador, te fuma un pucho adentro de una garrafa!) remojándose en el agua. Saldo: el camel pinchado (qué mala leche, ya va el tercero) y el cordón de la otra salomón también cortado (Elvi gracias por sugerirnos llevar repuesto, me salvaron las carrera).

El lugar era soñado (más que el primer campamento). Armamos las carpetas en ronda y nos fuimos a nadar al lago. Picoteamos algo y tuvimos que hacer la fila para migraciones (un bajón el trámite; lo único cuestionable de la organización); una hora y media de cola con bastante frio para que nos sellasen tres papelitos. Comimos algo y directo a la charla de Tagle que no escatimó en detalles para meter miedo a la gente (a punto tal que se bajaron de la carrera 87 personas esa noche) … Había que llegar al kilómetro 18 antes de las 2 de la tarde por que de lo contrario te mandaban para atrás (o sea caminar o correr en sentido inverso hasta la largada); de todas maneras, y cumplido ese tiempo, había otro problema: estaban anunciados vientos muy fuertes y con nieve … lo que exigía correr prácticamente adentro de la bolsa de dormir !! … de nuevo las palabras de aliento… Uds, son gente grande y responsable de lo que hacen, si creen que no llegan, no larguen, por que si se lastiman la van a pasar muy mal, la única forma de llegar es con camilleros (ni caballos ni mulas) … a la mier ….; con esta tranquilidad nos fuimos a dormir. El Negro avizorando otro ataque de claustrofobía se fue a dormir a un refugio que estaba dentro del campamento.

Tercer día: el más duro. Mis cuadriceps no respondían (robocop). Tenía un tobillo destruido por una caña del día anterior; empecé pisando mal y el dolor se me traslado a la rodilla (operada ya dos veces); no había muchas opciones: trekking parejo. Nunca nevó ni hizo frío (gracias Tagle); toda la ropa –llevada al dope- pesaba una enormidad, encima yo sin camel. Pero el entorno era majestuoso; obviamente, la radio a full … que cómo te llamás, que de donde sos, que si es la primera vez que corres, etc…

Promediando los ¾ de esta etapa, y ya en el descenso (eterno), empezamos a ver una “liebre” local que subía y bajaba como loca por la montaña … a punto tal que pensé que tenía alucinaciones; el tipo corría como en una pista, saltando matas, rocas, arroyos … aparecía y desaparecia, se paraba en las piedras miraba hacia delante y volvía para arriba … una incógnita. Alguien le preguntó qué hacía y dijo que estaba mirando el terreno para su compañero que venía más atrás. Ok, la respuesta cerraba. Casí terminando la etapa, entramos en una SELVA de 1,5 km en caida libre (dejabas las rodillas); ahí volvimos a toparnos con esta liebre + sus dos compañeros; en ese momento no advertí que era un equipo de tres. Anduvimos juntos varios km, ellos un poco más adelante; yo les preguntaba cada tanto “tenés idea cuanto nos queda” y uno de ellos me contestaba: poco,… vamos fuerza.   

Salimos de esa SELVA y supuestamente nos quedaban 6.5 km (a todos los que les preguntas te dicen algo distinto … si supieran que los querés matar jajajaja); este tramo lo corrimos a full; era camino ancho de ripio; ahí pasamos fácil a 40 equipos que venían pidiendo pista; mortal los 15 min que tuvimos que parar para completar los trámites migratorios (para arrancar de nuevo, tenía las piernas como las de un elefante). El arco no aparecía más, y se venía una cuesta durísima … en una de esas aparecen unos chicos de la organización y nos dicen doblen acá que ya están y efectivamente, ahí estaba el arco … lo cruzamos con mucho orgullo y entereza y con la alegría de haber cumplido un sueño.

Estaba gran parte del team cruceño esperándonos. Destaco el noble gesto de la diosa Malu que automáticamente nos arrancó de las manos los tickets para traernos la morfi (invalorable Malu). Después todo siguió mas o menos como contó Marce.

Nos volvimos en la última combi que quedaba, mientras mirábamos por las ventanillas a la mujer araña y a su hermana llegar (escoltadas por la cana chilena, no sé si porque eran las últimas o por si tenían miedo que chorearan a algún corredor jajaja). Casi llegando a SMA se le salió la ficha al chofer de la combi y subió el volumen de la radio: todos juntos al unísono llegamos cantando como alumnos de secundaria FASOLITA QUERIDOOOOOOO ….!!!!!!!!!!!!

Muchas cosas me impactaron de la carrera y muchas imágenes tengo grabadas en la cabeza. Pero hubo una que mientras escribo, todavía me pone la piel de gallina. Se acuerdan del grupo de tres corredores que mencioné antes, al que yo les preguntaba cuanto faltaba? … ok, el que me contestaba que tuviera fuerza y le diera para adelante … corría con una prótesis (pierna ortopédica), cosa de lo que nunca me dí cuenta (calza larga) hasta que Tagle hizo un mención especial el último día. Obviamente, me acerqué a darle un abrazo y agradecerle haberme dado aliento. Un grande.

Muchachos, todo se puede y vale la pena. Más allá de la carrera en sí, el cruce te moviliza; es una comunidad donde todos están en la misma; todos son amigos de todos (como de toda la vida; es impresionante lo que genera). Les ruego que no tengan dudas en correrla.

Gracias Negro por haber corrido; sos el compa ideal y sé que tenemos muchísimos cruces por delante. Gracias Elvi por el entrenamiento que me diste durante todo el año, y felicitaciones por tu merecido podio. Gracias a todos los que hicimos esta locura por haberme dejado compartirla con Uds.. De otra forma, no hubiera sido lo mismo.

Abrazo grande.

Fede.-

Subir